Ronaldo Nazário ha llevado al Real Valladolid a una nueva dimensión. Es cierto que resulta un tanto exagerada dicha afirmación, pero lo que es evidente es que el cuadro pucelano está alcanzando una enorme repercusión y un tremendo reconocimiento a raíz de la adquisición del club por parte de la leyenda brasileña. De todos modos, el mayor artífice deportivo ha sido, con diferencia, Sergio González.

El míster albivioleta rescató al conjunto castellano en abril de 2018, momento en el que navegaba sin rumbo y estaba casi condenado a Segunda División B. Por tanto, tomó las riendas del proyecto, llevó al Pucela hasta la promoción de ascenso, subió con sus pupilos a LaLiga Santander y certificó la permanencia el pasado curso en la penúltima jornada. Todo esto le ha valido para renovar su contrato hasta 2022.

Volviendo al presidente del Real Valladolid, hay que destacar, tal y como se hizo eco el diario As, que formó parte de SPIA, es decir, Asia’s Sports Industry Awards and Conference, un evento celebrado en Manila (Filipinas). Ronaldo estuvo acompañado en todo momento por David Espinar, su mano derecha, que es el director del gabinete de presidencia del club.

«Estamos cambiando muchas cosas en nuestro club, una de ellas es nuestra proyección internacional. Estamos empezando a trabajar a nivel internacional. Queremos que nos conozcan y se enamoren de nuestra marca. El Real Valladolid es un club muy especial de LaLiga, con historia y con mucho potencial. Es un reto grande y estoy encantado con la decisión. Vamos a luchar con fuerza para seguir en LaLiga Santander», indicó Ronaldo, de 43 años. ¿Será capaz el Pucela de mantenerse un curso más en Primera?