Marcos Alonso vive una situación delicada. Desde que aterrizó en el Chelsea, allá por el verano de 2016, el español ha desempeñado un rol relevante dentro del primer equipo, pero este curso, tras la llegada al banquillo de Frank Lampard, su protagonismo ha decrecido considerablemente.

Aunque hasta la fecha ha disputado 13 partidos oficiales, parece claro que el nuevo entrenador de los blues no termina de confiar plenamente en sus facultades. De hecho, es el italiano Emerson Palmieri quien habitualmente suele partir como titular en Premier League y quien ha formado parte de los onces iniciales en los partidos hasta ahora más decisivos de la campaña.

Consciente de lo que ocurre, el futbolista ha comenzado a moverse con el objetivo de buscar un futuro lejos de Stamford Bridge. Según cuenta Goal, uno de los grandes de la Serie A, el Inter de Milán, estaría encantado de abrirle las puertas. Allí podría coincidir de nuevo con Antonio Conte, un preparador que ya sacó en su momento un gran partido a las cualidades del madrileño. El problema para los nerazzurri es que el actual sueldo del zaguero es demasiado elevado, por lo que su desembarco quedaría a expensas de que aceptase una rebaja salarial.

El citado portal también señala que el FC Barcelona podría valorar su fichaje. Eso sí, los azulgranas no pasarían a la acción hasta el próximo verano. Aunque nadie pone en duda la valía de Alonso, cuesta creer que, tras reclutar a Junior Firpo en verano, los catalanes vayan a fichar un nuevo lateral zurdo. Asunto a seguir.