Si recuerdan, hace un año por estas fechas se libraba una auténtica batalla entre el FC Barcelona y el PSG por Marco Verratti, a quien el club francés no dejó salir pese a los intentos de su antiguo representante, Donato Di Campli. De hecho el mediocentro terminó por cambiar de agente.

Fue Mino Raiola quien pasó a llevarlo, si bien entre medias el ahora campeón de la Ligue 1 contratacó con fuerza y se llevaba en agosto a Neymar. Pero, inesperadamente, todo ha cambiado ahora para el jugador de 25 años, que ante el Real Madrid fue expulsado en Liga de Campeones.

Autor de 2 goles en 39 encuentros del curso pasado, el italiano ha pasado a ser ahora prescindible, según afirma Mundo Deportivo. De manera que es el propio Mino Raiola el que le busca destino, si bien está descartada la posibilidad de que se vaya al cuadro culé, según este medio.

Thomas Tuchel no termina de ver clara su permanencia en el equipo parisino, y su venta podrá dejar dinero suficiente para encontrarle un buen relevo. Pero habrá que ver cómo se gestiona todo porque el futuro de Adrien Rabiot también pende de un hilo.