Muy buenas noticias para el Chelsea en lo que al mercado de fichajes se refiere. Después de un pasado verano en el que no pudo sumar incorporación alguna debido a la sanción de la FIFA por la contratación de futbolistas menores de edad, y sancionado también para enero, el cuadro de Londres había apelado con la intención de revocar la decisión y poder sumar piezas en el próximo periodo invernal.

Y lo ha conseguido. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha emitido un comunicado en el que acepta la apelación interpuesta por los de Stamford Bridge contra la decisión de la FIFA de prohibirle fichar tanto a nivel nacional como internacional durante dos mercados. A esto había que sumar una sanción económica cifrada en 600.000 francos suizos.

De este modo, el Chelsea podrá acudir al próximo mercado invernal y reforzar una plantilla que ha mostrado evidentes carencias a lo largo del presente curso, si bien esta sanción también ha supuesto la aparición en escena de un buen número de jóvenes talentos de la escuadra londinense que darán mucho que hablar en el futuro. Resta ahora por conocerse cómo afrontará el equipo inglés el mes de enero y cuáles serán sus apuestas a fin de reforzarse.