El Chelsea vive estos días pendiente de la resolución de la Corte de Arbitraje Deportivo (CAS). Si este organismo resuelve a su favor, la entidad logrará un aplazamiento de la sanción impuesta por la FIFA, de lo contrario, su directiva no podrá cerrar ningún fichaje hasta el verano de 2020.

En Stamford Bridge son optimistas al respecto. De hecho, su directiva mantiene ya firmes contactos con varios jugadores que podrían incorporarse a la disciplina del equipo este mismo verano. Entre ellos, un viejo conocido de la rumorología, el extremo jamaicano Leon Bailey (21 años).

Aunque logren retrasar el castigo, los blues se toparán con serías dificultades para fichar a este futbolista. Su club, el Bayer Leverkusen, acaba de perder a Julian Brandt (traspasado al Borussia Dortmund) y podría también decir adiós a Kai Havertz, por lo que tiene claro que solo una oferta de esas que se califican como irrechazables (de unos 90 M€) podría facilitar su salida.

Con el fichaje de Bailey, extremo que este curso ha acumulado 5 goles y otras tantas asistencias en 39 partidos, los londinenses pretenden reforzar una parcela ofensiva seriamente debilitada tras la marcha de Eden Hazard al Real Madrid.