«Creo que en enero no ficharemos a nadie. El club no me ha contado nada sobre jugadores que podrían ser útiles y, en consecuencia, no espero nada. Nuestras necesidades no se limitan a seis meses, sino a un período mucho más largo y en enero no se venden jugadores importantes. Continuaremos hasta el final de la temporada con los que tenemos».

Hace unas semanas, el técnico del Manchester City, el catalán Pep Guardiola, se mostraba así de contundente al ser consultado por la actuación de su equipo durante el inminente mercado invernal. El de Santpedor dejaba claro que la entidad no tiene intención de reforzar su plantilla a lo largo del mes de enero.

Pese a sus categóricas palabras, la prensa de las islas no se detiene y continúa especulando con la posibilidad de que algún nuevo jugador aterrice en el Etihad Stadium en un breve espacio de tiempo. En concreto, es Sky Sports quien señala que los skyblues valoran lanzar sus redes sobre Nathan Aké, central holandés al que Guardiola considera idóneo para reforzar una parcela que en verano dijo adiós a Vincent Kompany y que a lo largo de este curso ha sufrido un rosario de lesiones.

En caso de lanzarse a la caza y captura del internacional neerlandés, los citizens tendrá que derribar la resistencia del Bournemouth, entidad que no facilitará la salida de uno de sus líderes, y superar la competencia de un Chelsea que cuenta con una clara ventaja para hacerse con sus servicios: el hecho de que en el actual contrato del jugador figura una opción por la que los blues pueden recomprar a este viejo conocido por unos 40 millones de libras (alrededor de 47,5 M€).