«Estoy muy cómodo trabajando con este club. Cuando estás en algún lugar durante cinco años, depende de los resultados. Veremos qué sucede esta temporada». Hace unos días, el catalán Pep Guardiola dejaba en el aire su continuidad como técnico del Manchester City. El preparador, que nunca ha estado más de cuatro temporadas al frente del mismo equipo, no descarta cambiar de aires al término del curso.

La directiva es plenamente consciente de ello y, por eso, ya ha comenzado a planear un futuro sin el técnico de Santpedor. Según cuenta el Daily Mirror, los dirigentes ya estarían buscando un nuevo entrenador con ideas similares a las de Pep, para así lograr que la transición sea más suave y menos dañina de lo que podría preverse tras el adiós de un preparador con unos planteamientos tan estrictos y definidos.

Mucho más contundente sería la directiva a la hora de reestructurar su plantilla. Los citizens consideran que es momento de introducir aire fresco en su escuadra y que jugadores hasta ahora tan vitales como el canario David Silva o el brasileño Fernandinho deben hacerse a un lado y dejar paso a futbolistas más jóvenes.

En cualquier caso, el futuro final de Guardiola vendrá marcado por, tal y como el mismo ha reconocido, los resultados. A día de hoy, el City parece haber perdido el tren de la Premier League, por lo que el éxito de su campaña queda a expensas de lo que el equipo pueda lograr en Champions League. Eso sí, tampoco sería extraño que si el club se alza con este torneo, Guardiola opte también por abandonar el barco con la sensación del deber cumplido.