Si hay una posición que apremia por nuevos movimientos en Old Trafford, esa es la defensa. A pesar de haber sido el segundo equipo menos goleados de la Premier League, el equipo ofreció una gran dependencia de David de Gea, quien volvió a responder con soberbias actuaciones que afianzaron la postura del equipo. No obstante, las actuaciones de los miembros de la disciplina de los red devils en la zaga ofrecieron mayores dudas que el español.

La lesión de Eric Bailly, la escasa aclimatación de Victor Lindelöf, la limitada participación de un Marcos Rojo que viene demostrando grandes carencias, junto a los cateranos Phil Jones y Chris Smalling, completaron el mosaico de la temporada pasada donde José Mourinho le dio la oportunidad a Axel Tuanzebe. Para cambiar la sintonía en esta parcela, el Manchester United habría retomado uno de los objetivos predilectos para este mercado y que parecía estancado hace tan solo un mes.

Tal y como informa Manchester Evening News, el cuadro de Old Trafford volverá a Londres para tratar el fichaje de Toby Alderweireld. El central belga se ha mostrado nuevamente resolutivo en su demarcación, donde ha cumplido con nota en su participación con la Selección de Bélgica, quien se ha quedado a un paso de introducirse en la final del Mundial de Rusia. Tras haber quedado en segundo plano en el Tottenham, y haberse estancado las negociaciones para renovar su contrato con los Spurs, el zaguero apremiará tras la cita mundialista una posible salida que le vuelva a dar protagonismo.

Es ahí donde entraría nuevamente la figura del Manchester United, quien ya ha estado persiguiendo su incorporación antes de este mes y que estaría dispuesto a forzar la postura del equipo londinense así como la del propio jugador, cuyas demandas económicas estarían muy por encima de las que se dispondrían a asumir los red devils, aunque el acuerdo parece una vía muy posible por el central de 29 años.