El tiempo transcurre demasiado deprisa para un Inter de Milán cuyo papel preferente en el futuro del centrocampista parece tener vertidos casi todos los granos de arena en la parte baja del reloj. Según informa La Gazzetta dello Sport, este martes 5 de junio expira la opción de compra de los neroazzurros por el futbolista (35 M€) donde, si no hay cambios en el sendero económico al que se refirió Luciano Spalletti y el director deportivo de la entidad, Piero Ausilio, no podrán ejecutar de ninguna forma esta vía.

De esta manera, el futuro del Rafinha recaería nuevamente sobre un FC Barcelona que no cuenta con el protagonismo del brasileño para la próxima temporada, donde el propio futbolista ya avaló una salida antes de quedarse a ocupar una posición en segundo e incluso tercero en la escuadra azulgrana. Eso sí, desde club no van a regalar al jugador y esperarían una oferta que se acerque a los parámetros fijados en la operación con el Inter, lo que obliga a esperar movimientos en el mercado, y estos podrían llegar con sello británico.

El canterano blaugrana puede despertar una batalla en la Premier League donde TalkSport sitúa a Arsenal y Liverpool muy interesados en hacerse con sus servicios. Con 25 años, se le atribuye potencial suficiente para asentarse en el centro del campo de un equipo de renombre y experimentar la adaptación que en Can Barça no ha disfrutado. Una vez superado sus problemas con las lesiones, su aportación está llamada a cobrar protagonismo en un club que le otorgue confianza, y de ahí que surjan las dos alternativas inglesas.

Entre ellas, cabe destacar la presencia de los gunners, quienes exploran alternativas del gusto de Unai Emery para su medular como bien podría ser la del brasileño, cuyo desempeño ha visto de primera mano en LaLiga cuando dirigía al Sevilla. Además, su papel en el equipo de Londres estaría llamado a tener un papel más habitual en el once que aquel del que podría disfrutar en Liverpool tras las incorporaciones confirmadas de Naby Keita y Fabinho en su zona de juego.