Tras la marcha de Yayá Touré al Manchester City, el FC Barcelona emprendió la búsqueda de un nuevo mediocentro que ocupase su sitio. El rastreo se concretó con el fichaje de Javier Mascherano y dejó en el camino a un buen número de candidatos.

Uno de esos futbolistas que llegó a soñar con su desembarco en el Camp Nou fue Alou Diarra (ver artículo). El galo venía de completar tres sensacionales temporadas con el Girondins de Burdeos y su precio (menos de 8 M€) resultaba asequible para la entidad culé.

Confirmado el fichaje de El Jefecito, el francés obvió el resto de ofertas y decidió permanecer en un cuadro bordelés con el que ha seguido rindiendo a un nivel extraordinario que le ha permitido mantenerse entre los habituales de la Selección de Francia.

Ahora, con el mercado invernal a la vuelta de la esquina, el centrocampista vuelve a recuperar protagonismo al ser relacionado con el citado Manchester City. Es más, según Le Parisien, los citizens estarían preparando una oferta de 7 millones de libras (8 M€) para favorecer el regreso de Diarra a una competición por la que ya pasó con más pena que gloria en la campaña 2002-2003 (no llegó a debutar con la primera plantilla del Liverpool).