Aprovechando su estancia en Londres con la selección olímpica de Brasil para disputar los Juegos, Oscar pasó el reconocimiento médico con el Chelsea y tras el acuerdo alcanzado entre los blues y el Internacional de Porto Alegre, este centrocampista es el nuevo refuerzo del actual campeón de Europa.

Ya se venía anunciando su inminente fichaje desde hace algunas semanas y al final el equipo que entrena Roberto Di Matteo ha certificado su incorporación. Con este fichaje el combinado de Stamford Bridge confirma una vez más su apuesta por los jóvenes talentos, ya que esta ha sido su política de fichajes este verano, con nombres como Marko Marin o Eden Hazard.

A sus 20 años este centrocampista aportará una gran calidad al juego ofensivo de los blues gracias a sus excelentes habilidades técnicas y su visión de juego. Así lo ha demostrado en el equipo brasileño con el que jugó un total de 20 encuentros en el último año, antes de hacer las maletas y emigrar hacia el viejo continente a cambio de más de 30 M€ que es lo que ha costado su traspaso.