Como cabía esperar, la Eurocopa se ha convertido en un perfecto escaparate para aquellos futbolistas que militan en conjuntos de escasa repercusión mediática. Alan Dzagoev (21 años) es uno de los primeros ejemplos.

Aunque el jugador ruso ya contaba con un cierto prestigio en el fútbol europeo, su rendimiento con el CSKA Moscú no terminaba de convencer a los ojeadores. Sin embargo, sus dos goles en el brillante debut de la Selección de Rusia (victoria por 4-1 frente a la República Checa) le han permitido recuperar el interés de varias escuadras europeas.

En principio, el conjunto más interesado en su contratación es, según relata el diario Metro, el Arsenal, ya que Arsene Wenger considera a este versátil atacante como un recambio idóneo para su compatriota Andrei Arshavin, jugador del que se da casi por hecho que convertirá su cesión en el Zenit de San Petersburgo en un traspaso permanente.

Eso sí, los gunners no son los únicos que han recuperado el interés en el internacional ruso, ya que Chelsea y Manchester United tampoco descartan lanzar sus redes sobre un futbolista cuyo futuro podría quedar marcado por su papel en el torneo continental.