Convulsa situación la que vive el Nápoles, donde Carlo Ancelotti acaba de ser cesado tras una mala temporada en Serie A pero con el pase para octavos de final de la Liga de Campeones amarrado. Sin embargo en el campeonato doméstico los partenopeos están lejos de sus objetivos.

Su último refuerzo estival en el día que se cerraba el mercado fue nada menos que Fernando Llorente, si bien llegaba libre del Tottenham. Tras un verano lleno de especulaciones el riojano se decantaba por este club, donde no ha terminado de tener todo el protagonismo esperado.

Autor de 4 goles en 19 partidos, TuttoMercato cuenta ya que este goleador comienza a ser un firme candidato para cambiar de aires. Y es que el atacante podría buscar una salida, de manera que cuenta ya con un club dispuesto a acogerlo en sus filas cuanto antes.

Hablamos en este caso del Inter de Milán, que es el conjunto que planea hacerse con sus servicios y quiere apuntalar su delantera para la segunda parte del curso. Los de Antonio Conte pagaron su falta de gol en momentos puntuales de la Liga de Campeones, en especial Romelu Lukaku el martes ante el FC Barcelona.