El Inter de Milán no arroja la toalla con Luka Modric. Aunque el Real Madrid se sigue oponiendo frontalmente a su salida, la entidad italiana cree que el verano que viene gozará de una nueva oportunidad para afrontar el fichaje del experimentado y talentoso centrocampista croata.

De hecho, y según recoge CalcioMercato.com, la entidad transalpina ya está diseñando un nuevo plan para abordar la contratación del futbolista. Éste pasaría por agilizar la venta de un jugador que cuenta con un elevado caché, el extremo Iván Perisic (29 años), para así poder obtener una importante cantidad de dinero con la que ampliar su margen de negociación con el combinado de Chamartín.

Aunque aún está por ver cuánto dinero podrían poner sobre la mesa los teóricos pretendientes del futbolista (en el pasado se ha hablado de Manchester United, Atlético de Madrid o Bayern Múnich), parece claro que el Inter pretende derribar la resistencia de los merengues con una oferta de esas que se consideran irrechazables, y más teniendo en cuenta que Modric tiene ya 33 años.

Por cierto, la misma fuente recuerda que los lombardos pretende completar su renovación de la medular con la contratación del serbio Sergej Milinkovic-Savic (23 años). El poderoso centrocampista va camino de completar su cuarta temporada con la Lazio.