El Nápoles, de la mano de De Laurentiis, busca sostener a las grandes piezas de la plantilla. Entre estas piezas destaca un jugador que ha sido fundamental en la zaga en lo que a labores defensivas respecta. Kalidou Koulibaly (28 años), se ha convertido en uno de los jugadores que Carlo Ancelotti no piensa en dar salida.

Sumada a la intención del club por mantenerle, el jugador, según Corriere dello Sport, se siente encantado de seguir compitiendo en el conjunto italiano. La última oferta que llegó por él fue de Inglaterra; el Manchester United intentó con 90 M€ hacerse con Kalidou, pero recibió la negativa y terminó fichando a Harry Maguire (26 años).

La cláusula que maneja ahora el jugador, y por la cual el Nápoles ha blindado al mismo, es de 150 M€ válida para países extranjeros. No obstante, de alcanzarla, aún se seguiría necesitando el consentimiento del jugador quien, hasta el momento, no parece barajar la idea de abandonar Nápoles.