El Inter de Milán está sacando un extraordinario partido al mercado invernal. De hecho, tras hacerse con los servicios de Lukas Podolski, Xherdan Shaqiri y Marcelo Brozovic el cuadro nerazzurro ha confirmado el desembarco de un nuevo futbolista: el zaguero Davide Santon.

El carrilero, de 24 años, regresa a la que fue su casa hasta el verano de 2011, momento en el que la directiva del club, consciente del escaso protagonismo que le habían brindado los técnicos del primer equipo, decidió traspasarle al Newcastle por una cifra cercana a los 6 M€.

«La vida es extraña, nunca me imaginé que volvería. Quería dar las gracias al Newcastle y a todos los fans por estos tres años y medio juntos. Pasamos muy buenos momentos. Esta ciudad y este equipo siempre permanecerán en mi corazón. Empieza un nuevo capítulo. Estoy feliz de regresar al Inter. Allí comencé mi carrera y allí viví tantos momentos importantes. Voy a dar el máximo para devolver la confianza que me han dado», reconoció el futbolista a través de su cuenta de Facebook.