Liga de Campeones | El Manchester City se lleva el primer asalto ante el BVB

Triunfo trabajado y sufrido del plantel de Pep Guardiola en la ida de los cuartos de final de la Champions. Kevin De Bruyne y Phil Foden vieron portería para los británicos, mientras que Marco Reus sería el goleador de los visitantes.

Riyad Mahrez y Kevin De Bruyne celebran una diana del City
Riyad Mahrez y Kevin De Bruyne celebran una diana del City ©Maxppp

La ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones daba su pistoletazo de salida en este martes 6 de abril, teniendo al Manchester City como uno de los protagonistas de estas noches europeas que siempre son especiales. Los pupilos de Pep Guardiola, que confía en alzarse de una vez por todas con la orejona con los Sky Blues, medirían sus fuerzas con las de un Borussia Dortmund que noqueó al Sevilla en octavos.

Sigue después de este anuncio

El duelo arrancaría con el dominio, en lo que se refiere a la posesión del cuero, de un City que está demostrando una tremenda fiabilidad en la Premier League. De todas maneras, la primera oportunidad del choque correría a cargo de los germanos, en concreto en las botas de un diamante en bruto del potencial de Jude Bellingham. Aun así, Ederson Moraes le ganaría la partida al joven futbolista con una intervención bastante meritoria.

No cabe duda que la imagen del BVB estaba siendo más que satisfactoria sobre el tapete verde, pero serían los británicos los que tomarían la delantera merced a una diana de muy bella factura de Kevin De Bruyne (1 – 0). El internacional con Bélgica culminaría una magnífica triangulación colectiva de los de Guardiola, aunque la concesión de Emre Can acabaría desencadenando en el primer zarpazo de los locales en el Etihad Stadium.

De Bruyne adelanta al City

Como viene siendo costumbre a lo largo de la presente temporada, desafortunadamente para los intereses del Dortmund, el plantel liderado por Edin Terzic pagaría muy caro dicho fallo (muy clamoroso). A pesar del mazazo anímico que acababa de recibir, el Borussia lo intentaría con un envío de Erling Haaland, previa pérdida de Rodri Hernández, que no conseguiría alcanzar el sempiterno Marco Reus. Poco después, Manuel Akanji se sumaría al ataque de los suyos en busca del empate.

Alcanzada la media hora de partido, el trencilla se vería en la obligación de consultar el VAR para chequear una posible pena máxima cometida por Emre Can, que estaba cuajando un choque para olvidar, sobre Rodri (ex de Villarreal o Atlético de Madrid). Tras revisar la acción, el colegiado no concedería el penalti. En las postrimerías de los 45 minutos inaugurales, el colegiado tomaría la decisión de invalidar un tanto de Bellingham por una falta en la recuperación del esférico. De esta manera, Ederson respiraría aliviado porque había realizado un fallo tremendo.

Dos zarpazos en la recta decisiva

El compromiso estaba siendo más que emocionante, pero Haaland todavía no había dejado su sello contra el club donde compitió su padre. Dicho y hecho, dado que el viejo conocido del RB Salzburgo dispondría de una ocasión de oro nada más regresar del túnel de vestuarios. Sin embargo, Ederson atajaría el golpeo del killer. El BVB no renunciaba a la cuestión de sacar el cuero jugado desde su parcela defensiva, todo ello pese a la presión adelantada de un City que mantenía su renta en el electrónico.

Los Sky Blues gozarían de una acción estupenda para dejar la eliminatoria más que encarrilada, pero, contra todo pronóstico, Phil Foden sería incapaz de beneficiarse del auténtico regalo filtrado por De Bruyne. Cuando todo hacía indicar que el luminoso no volvería a alterarse, el Borussia Dortmund realizaría una gran jugada iniciada por Bellingham, prolongada por Haaland y resuelta a las mil maravillas por Reus (1 – 1). Por si no se habían producido suficientes emociones, Foden se sacaría la espina de la oportunidad anterior para sellar la victoria del Manchester City en la ida de cuartos de la Champions (2 – 1).

Más información

Comentarios