Eurocopa | Croacia y República Checa se neutralizan

La subcampeona del mundo no ha podido con la República Checa, que fue mejor en la primera parte. Patrik Schick e Ivan Perisic anotaron los goles.

Luka Modric y Patrik Schick en el Croacia - República Checa
Luka Modric y Patrik Schick en el Croacia - República Checa ©Maxppp

Después de haber perdido ante Inglaterra en la primera jornada, Croacia no tenía mucho margen de error hoy ante la República Checa. Los subcampeones del mundo en 2018, que maravillaron con su fútbol y capacidad competitiva a todos, han tenido en cambio desde entonces problemas para recuperar aquel gran nivel. Y en este torneo se han visto las evidencias. De hecho apenas hubo en la primera parte atisbo de aquel equipo que dominaba perfectamente los partidos y controlaba los tiempos del juego. Algo que no pudieron hacer ante una selección checa más competitiva y solidaria.

Sigue después de este anuncio

Un combinado nacional que llegaba sin estrellas de relumbrón, aunque poco a poco Patrik Shick se esté convirtiendo en una de las del torneo. Bien guiada desde la medular por Soucek, esta selección centroeuropea no daba opción a los balcánicos, que apenas llegaron sobre el área de Tomas Vaclík. Ahogando sus salidas de balón desde atrás los checos se imponían en la mayor parte de los duelos y además lograban gozar de las mejores ocasiones por medio de su citado referente ofensivo. Que iba a ser el artífice del único gol de ese acto.

En una disputa aérea Dejan Lovren le propinaba un codazo, que el colegiado español Del Cerro Grande señalaba como pena máxima tras consultar el VAR de Hampden Park. De manera que era señalado ese penalti que el propio Patrik Schick transformaba para dar ventaja a los hoy visitantes en el 37', mientras Croacia seguía sin dar con el rumbo. Mucho tenían que cambiar las cosas para los de Nico Kovac en la segunda mitad.

Croacia reacciona

Los subcampeones del mundo recapacitaron al descanso. Y en una de las primeras jugadas de la segunda parte, Ivan Perisic tiraba de desparpajo y habilidad para plantarse ante el área de Vaclík con una pillería de manual, y empataba el duelo para tranquilidad de los balcánicos en el 47' con un gran derechazo. El extremo del Inter de Milán fue sin duda alguna el mejor jugador de la segunda parte y llevó buena parte del peligro de los suyos, que pese al gol no terminaron de dominar el choque. Luka Modric no firmó una de sus mejores tardes y a los croatas les pesó demasiado.

De hecho los checos fueron ganando poco a poco en esa segunda parte presencia en el centro del campo, y de nuevo se asomaron al área de Livakovic con gran frecuencia. Pasaron a dominar buena parte de un partido que poco a poco se iba ralentizando y en el que escaseaban en cualquier caso las ocasiones para las dos escuadras. De hecho República Checa llegaba incluso con más claridad pero tampoco se acumulaban opciones claras para ninguna de las dos selecciones, de manera que el partido parecía abocado a un empate salvo genialidad o error individual.

Pero al final no hubo más goles y se reparten ambas selecciones los puntos en un empate que deja todo abierto de nuevo en este grupo. Los checos se colocan con cuatro y muchas opciones de acceder a la siguiente fase, mientras los croatas deberán ganar a Escocia en casa dentro de unos días para poder seguir vivos en la Eurocopa.

Más información

Comentarios