Real Madrid | El inevitable adiós de Sergio Reguilón

El reciente desembarco de Ferland Mendy va a propiciar la marcha de uno de los futbolistas que mejor rendimiento ofreció durante el curso pasado, el canterano Sergio Reguilón. El Sevilla se antoja como su destino más probable.

Sergio Reguilón brilló ante el Atlético de Madrid
Sergio Reguilón brilló ante el Atlético de Madrid ©Maxppp

En apenas unos meses, el futuro de Sergio Reguilón ha experimentado un giro drástico. El futbolista, que se había ganado a pulso la titularidad, perdió su estatus tras el regreso de Zinedine Zidane y con él la posibilidad de hacer carrera en el primer equipo. De hecho, lejos de valorarle como una alternativa al brasileño Marcelo, el preparador galo ha optado por apartarle y propiciar el fichaje de un nuevo lateral zurdo, el galo Ferland Mendy.

Sigue después de este anuncio

Ya que no hay espacio para él en los planes de Zizou, la directiva del Real Madrid busca a día de hoy un equipo que quiera hacerse con sus servicios. En este sentido, el Sevilla se postula como principal opción, ya que tanto el nuevo técnico del club hispalense, Julen Lopetegui, como el propio jugador estarían encantados de cruzar sus caminos. «Lopetegui quiere a Reguilón a toda costa y el jugador está como loco por ir cedido al Sevilla», aseveró anoche el periodista Juanfe Sanz en el programa El Chiringuito de Jugones.

Aunque el citado Sanz dejó claro que el carrilero saldría cedido, lo cierto es que en ese mismo programa, el siempre polémico Eduardo Inda se atrevió a asegurar que Zidane no tiene intención de contar ni ahora ni en el futuro con este jugador ni con el centrocampista Marcos Llorente. «Zidane quiere vender a Marcos Llorente sin opción de recompra y a Reguilón también le quieren vender», espetó.

Reguilón, de apenas 22 años, ha logrado acumular 22 partidos oficiales con el primer equipo merengue (1 asistencia). En todos ellos, además de un evidente compromiso con la causa, el madrileño se ha mostrado como un lateral ofensivo y valiente capaz de solventar el trabajo defensivo con eficacia, valores que, por motivos aún no revelados, no parecen del agrado de Zidane.

Más información

Comentarios