Supercopa de España | El Athletic Club, campeón tras noquear al FC Barcelona

Marcelino García Toral vuelve a ser el verdugo de los catalanes en una final. El partido tuvo que irse a la prórroga, donde Iñaki Williams sería decisivo con una diana de muy bella factura. Los de Ronald Koeman acabarían en inferioridad numérica por la expulsión de Lionel Messi.

Frenkie de Jong, en acción en la final de la Supercopa
Frenkie de Jong, en acción en la final de la Supercopa ©Maxppp

Lucha de poder a poder en la final de la Supercopa de España, un entorchado conquistado por el Real Madrid en Arabia Saudí durante el pasado año. En esta ocasión, el Athletic de Bilbao había accedido al duelo por el título después de imponerse, precisamente, al flamante campeón de Primera División con un doblete de Raúl García. En cuanto al FC Barcelona, Marc-André ter Stegen brillaría con luz propia para frenar a la Real Sociedad en la tanda de penaltis.

Sigue después de este anuncio

Después de haber estado en el alambre, dado que ya se perdió el envite contra los donostiarras, Lionel Messi sería de la partida para tratar de seguir haciendo historia con la escuadra azulgrana. La Supercopa es un título que gusta en la Ciudad Condal, ya que el Barça se ha alzado con esta corona hasta en ocho ocasiones en las últimas 15 ediciones del torneo que no ha conseguido defender el cuadro de Zinedine Zidane.

Es más, daba la sensación que Mikel Balenziaga iba a calcar el marcaje al hombre (con matices) sobre el rosarino a lo largo de la contienda, emulando lo realizado durante aquella mítica final de la Copa del Rey 2014-2015. Ronald Araujo, como ya demostró ante la Real Sociedad, continuaba demostrando que, al menos por ahora, es el central que se encuentra en un estado más óptimo de forma en clave culé.

Presión incesante del Athletic Club

Iñaki Williams intentaría poner a prueba a Marc-André ter Stegen, todo ello en un inicio de partido que sería bastante más productivo para los leones en comparación con su oponente. Raúl García, héroe de los bilbaínos frente a los blancos, no conseguiría sacar provecho de un fallo en el salto de un Sergiño Dest que seguía padeciendo serios problemas en tareas defensivas. La réplica de los catalanes llegaría con un centro de Messi al que no llegaría Araujo por poco.

No obstante, la mejor intervención de los 45 minutos inaugurales correría a cargo de un Ter Stegen que se haría gigante para ganarle la partida a Ander Capa. Por su parte, Ousmane Dembélé, que seguía provocando continuos quebraderos de cabeza a sus rivales merced a su profundidad, realizaría un centro defectuoso al que, desgraciadamente para los intereses del FC Barcelona, no lograría impactar Antoine Griezmann. Instantes más tarde, Leo se quedaría a las puertas de sorprender a Unai Simón con un potente y lejano lanzamiento.

Dos zarpazos antes del descanso

Se estaba produciendo un ligero intercambio de golpes, dado que el Athletic Club volvería a la carga con un remate de Raúl García, previo envío de Óscar de Marcos, que no encontraría portería. El que estaría más certero sería Griezmann, culminando una triangulación colectiva del Barça que no pudo ser definida previamente por Messi (1 – 0). Aun así, poco le duraría la alegría a Koeman, dado que las tropas de Marcelino devolverían la paridad al electrónico en la siguiente acción, en concreto por medio del gol de De Marcos (1 – 1).

Tras la reanudación, el Barça movería ficha con la incursión al césped de Óscar Mingueza, un hombre que reemplazaría a Dest en el flanco diestro del sistema defensivo de la entidad de la Ciudad Condal. El primer acercamiento del segundo acto se produciría con un golpeo de Dani García, aunque su chut se perdería por encima del larguero de la meta de Ter Stegen. Sí que vería portería Raúl García con un testarazo tras el centro medido de Iker Muniain, pero el trencilla, a instancias del VAR, invalidaría la diana por posición antirreglamentaria.

Iñaki Williams gozaría de una ocasión de oro para culminar la remontada del Athletic Club, pero sería Griezmann el que perforaría de nuevo el fondo de las mallas de la portería custodiada por Unai Simón para anotar el doblete en su cuenta individual (2 – 1). Una jugada magnífica entre Dembélé y Jordi Alba por el flanco izquierdo del ataque azulgrana, al tiempo que el cancerbero de los vascos sería providencial minutos más tarde para frenar el tercero del FC Barcelona.

El rugido de los leones

Cuando el duelo casi agonizaba, una nueva falta botada por Muniain sería aprovechada a la perfección por Asier Villalibre, un hombre que enviaría el choque directamente a la prórroga al transformar el 2 – 2. Ya en la prórroga, el equipo de Marcelino tomaría la delantera por primera vez en la gran final, una vez que Williams convertiría una verdadera obra de arte para sorprender y batir a Ter Stegen (2 – 3). Unai Núñez desperdiciaría la ocasión de hacer el cuarto para los suyos, mientras que la primera mitad del tiempo extra concluiría con un tremendo choque de cabeza con cabeza entre Frenkie de Jong y Dani García.

Asimismo, Martin Braithwaite, uno de los revulsivos de Ronald Koeman, sería bastante impreciso después de un movimiento estupendo de Miralem Pjanic. El FC Barcelona pudo nivelar la batalla en una acción que habría sido bastante desafortunada para Núñez, un hombre que estuvo a punto de introducir la pelota en su propia portería. Griezmann no consiguió firmar el hat-trick a raíz de un disparo bastante erróneo, al tiempo que una salida en falso de Ter Stegen no pudo ser aprovechada por Mikel Vesga. Por si fuera poco, el Barça acabaría en inferioridad numérica por la expulsión de Lionel Messi por roja directa, así que el trofeo iría a parar a las vitrinas del Athletic de Bilbao.

Más información

Comentarios