Supercopa de Europa | El Real Madrid suma un nuevo título a sus vitrinas

Los goles firmados por David Alaba y Karim Benzema, atacante que sigue de dulce, han sido más que suficientes para tumbar al Eintracht de Frankfurt en Helsinki. Por tanto, primer trofeo del curso 2022-2023 para el Real Madrid de Carlo Ancelotti.

Los jugadores del Real Madrid celebran un gol
Los jugadores del Real Madrid celebran un gol ©Maxppp

El Estadio Olímpico de Helsinki se vestía de gala para acoger la celebración de la final de la Supercopa de Europa. Por un lado, el Real Madrid aterrizaba en Finlandia con la vitola de máximo favorito para la consecución de este título en el Viejo Continente. Por el otro, no conviene dejar de lado la candidatura de un Eintracht de Frankfurt que se llevó el gato al agua en la pelea por la Europa League.

Sigue después de este anuncio

Carlo Ancelotti se decantaría por el once de gala con el que tumbó al Liverpool en la gran final de la Liga de Campeones (en París). Es decir, Thibaut Courtois sería el guardián bajo palos, secundado en la zaga por Dani Carvajal, Éder Militao, David Alaba y Ferland Mendy. La Santísima Trinidad en la medular volvería a escena con Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos, junto con un pulmón como es Fede Valverde.

Para cerrar con la alineación del 14 veces ganador de la orejona, Vinícius y Karim Benzema serían los elegidos en la búsqueda del gol. Por su parte, Oliver Glasner optaría por Trapp en la portería. En defensa, tendría un sistema de tres centrales con Touré, Tuta y N'Dicka. Asimismo, daría profundidad con Knauff y Lindström, pero notaría la baja de Kostic (rumbo a la Juventus). Y tampoco hay que descuidar la presencia de Rode, Sow, Lenz y Santos Borré.

Karim Benzema sigue volando alto

Courtois realizaría una fantástica intervención para echar el cerrojo a sus dominios, aunque la acción quedaría invalidada por posición antirreglamentaria. Poco después, el belga tendría que volver a salvar los muebles (ante Kamada) por un error de Mendy. En cuanto a Trapp, estaría muy atento para anticiparse a Vini después del envío filtrado por Modric. A lo que conviene añadir que Tuta estaría imperial para impedir el gol del brasileño bajo palos.

Militao tendría que irrumpir en acción para frenar a Lindström, al tiempo que Fede Valverde estaba cuajando un partido para enmarcar. Poco a poco, el Real Madrid iría imponiendo su estilo sobre el tapete verde. Trapp estaría providencial para evitar la diana de Vinícius, pero nada podría hacer a la salida del saque de esquina. Todo ello, claro está, porque la prolongación de Casemiro sería aprovechada a la perfección por David Alaba antes del descanso (1 – 0).

Al regresar del túnel de vestuarios, previo aviso de Benzema, Trapp volvería a ganarle la partida a Vini tras el envío de Mendy. Valverde también probaría fortuna, mientras que el zapatazo de Casemiro sería repelido por el travesaño. Courtois tendría que atajar el chut de Ansgar Knauff, pero la sentencia llegaría a través de Benzema (2 – 0). Un Karim que alcanza las 324 dianas con los blancos, superando a otra leyenda como es Raúl González. Por tanto, el Real Madrid conquista la Supercopa de Europa.

Más información

Comentarios