Liga | El FC Barcelona no logra salir del bache

El cuadro culé ha tropezado de nuevo en su visita al Cádiz, en un partido entretenido y polémico donde Marc-André ter Stegen fue decisivo. Frenkie De Jong expulsado como Ronald Koeman, que sigue con su futuro en el aire.

Sergio Busquets pelea una pelota ante el Cádiz
Sergio Busquets pelea una pelota ante el Cádiz ©Maxppp

Muchas expectativas como era lógico en este partido. La visita del FC Barcelona al Cádiz marcada en la previa por todo lo que sucede alrededor de Ronald Koeman, en clara división con Joan Laporta. Y de nuevo examen para el entrenador, que movía el equipo dando entrada a Gavi y Yusuf Demir como grandes novedades, con Sergiño Dest en banda izquierda. Luuk De Jong salía de inicio hoy y los culés se encontraron con una escuadra gaditana muy activa en la presión en los primeros minutos, que acababa por ceder terreno en este caso con el paso del tiempo. Lo que tardaron los catalanes en lograr una salida más fluida de balón.

Sigue después de este anuncio

Pero al llegar a la zona de tres cuartos, los visitantes se encontraban con una gran maraña defensiva tejida por Álvaro Cervera, recordando al curso pasado. Eso, y la falta de soluciones y clarividencia de los jugadores creativos azulgranas, dio como resultado un primer tiempo con pocas ocasiones. Los andaluces no inquietaron a Ter Stegen, es verdad, pero Ledesma tampoco sufrió. Luuk De Jong seguía siendo un cuerpo extraño aislado en medio de la nada y Depay no es el de las primeras jornadas aunque lo intente de todos los modos. Tampoco había profundidad hoy en unos laterales de circunstancias, y Sergio Busquets estaba errático en sus pases.

A Demir le costaba desbordar y únicamente Gavi y Frenkie De Jong parecían poner algo de luz. Con sus combinaciones y los continuos movimientos y ofrecimientos del canterano, el mejor de la primera parte. ¿Y las ocasiones? Pues como decíamos escasas, algunos centros o jugadas a balón parado, disparos lejanos (uno flojo de Memphis en el primer tramo) y muchos errores en las entregas finales. El equipo de Ronald Koeman más seguro que el lunes pero sin colmillo y con pocas ideas en ataque. La peor noticia para los locales en cualquier caso, la lesión de Fali.

El Barça se queda con diez

Y en el arranque de la segunda parte vimos ya más ocasiones que en todo el primer tiempo junto. Marc-André ter Stegen realizó una parada milagrosa y muy estética para evitar el gol cadista en su primer acercamiento. Y después era Memphis Depay el que desaprovechaba la oportunidad más clara a centro de Luuk De Jong. Incluso el propio Ledesma aparecía en el momento de dominio culé, que de nuevo tardó poco en deshacerse de la presión rival para acosar a un Cádiz que seguía defendiéndose a gran nivel manteniendo el resultado.

Pero cambiaba todo en el 65'. Frenkie De Jong veía dos tarjetas amarillas casi consecutivas, la segunda bastante discutible en una lucha por un balón que sin duda alguna generará polémica. El caso es que los de Ronald Koeman se quedaban con diez ante un rival que en superioridad no tardó en venirse más arriba en busca del gol del triunfo. El entrenador holandés por su parte, hacía cambios y sacaba a Philippe Coutinho y Nico González, prescindiendo de Luuk De Jong y un Gavi que estaba firmando una gran segunda mitad también, pero que físicamente había aportado todo. Y en ese momento emergió la figura de un gran Marc-André ter Stegen, sacando un claro mano a mano a Salvi. Jonsson también tuvo otra que se fue fuera.

El meta alemán dio seguridad, mientras los catalanes tuvieron alguna opción a balón parado, si bien Philippe Coutinho no estuvo fino. El descuento fue un intercambio de golpes en el que el meta visitante seguía firme y el FC Barcelona continuaba alborotado y limitado en sus acciones ofensivas, con Memphis Depay de nuevo errando en dos remates claros y el Cádiz con sus propias opciones por medio del Choco Lozano. Un entretenido final de partido en el que no hubo goles y que deja a Ronald Koeman, expulsado al final del partido por protestar tras un rocambolesco final, en el alambre. Quizás no se vuelva a sentar más en el banquillo catalán.

Más información

Comentarios