Mundial 2022 | Argentina sufre para batir a Australia

Por Lluís Arienzo
2 min.
Mundial 2022 | Argentina sufre para batir a Australia @Maxppp

En el partido número 1000 de Leo Messi, Argentina no ha tenido demasiados problemas para superar a Australia, revelación del Mundial. Un gol de la pulga en el primer tiempo y un tanto de Julián Álvarez en los segundos 45 minutos, colocan a la albiceleste en cuartos de final, donde se enfrentarán a Países Bajos.

Tras la clara victoria de Holanda frente a Estados Unidos (3-1), la jornada sabática de Mundial finalizaba con el Argentina-Australia. Un encuentro en el que los albicelestes partían como favoritos, Leonel Scaloni daba descanso a un Ángel Di María que arrastraba problemas de muslo. Su sustituto, el Papu Gómez, cuyo primer partido estuvo lejos de ser el óptimo, Con el guion de partido marcado, los representantes de Oceanía cedían el control del balón para los bicampeones. No obstante, el encuentro no vivía demasiadas ocasiones. No sería hasta la media hora de partido cuando Leo Messi, entre un mar de piernas, conseguía batir a Mathew Ryan. En un golpeo visto miles de veces, el rosarino adelantaba a los suyos, sumando su 789 gol en 1000 encuentros.

Sigue después de este anuncio

Julián Álvarez duplica la ventaja

Llegando al descanso con una victoria por la mínima por parte de Argentina, los de Scaloni buscaban el segundo tanto. Gol que llegaría con la ayuda de Ryan. Una presión alta de los argentinos terminaba con Julián Álvarez viendo puerta, sumando su segundo gol en los Mundiales. Resultado justo para la albiceleste.

Leer Los tres favoritos para dirigir a Bélgica

Pero Australia no daba por muerto el partido. En una jugada fortuita, un disparo de Goodwin golpeaba a Enzo Fernández, desviando el esférico y marcando un gol que metía a los canguros de lleno en el encuentro. Un tanto que, como el de Arabia Saudí, dejaba noqueados a los sudamericanos, empezando a ceder terreno de juego a sus rivales.

Sigue después de este anuncio

Las internadas australianas se sucedían y Behich, emulando a Maradona en el Mundial de 1986 iba dejando defensores atrás. En esta ocasión, la suerte no sonrió al atacante, que vio como su gran jugada terminaba en agua de borrajas, gracias a la intervención de Lisandro Martínez.

En busca de un histórico empate, Australia se volcaba en ataque, dejando muchos espacios a la contra. Situación que Argentina no conseguía aprovechar, con un fallo clamoroso de Lautaro Martínez, cuyo Mundial está lejos al nivel mostrado este curso con el Inter de Milán. Con 7 minutos de descuento, Ryan se veía obligado a repeler todos los disparos argentinos, negando a Lautaro y Messi cerrar el partido. Una victoria con suspense con la que Argentina se coloca en cuartos de final. Holanda buscará vengarse por 2018.

Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio

Noticias

Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio
Sigue después de este anuncio