Real Madrid | Isco Alarcón se suma a la causa

Buen partido del centrocampista andaluz Isco en el choque ante el Atalanta disputado en Bérgamo. Después de una larga travesía por el desierto, el que fuera internacional español se mostró implicado y participativo.

Isco en un entrenamiento
Isco en un entrenamiento ©Maxppp

Importantísima victoria la que logró el Real Madrid en Bérgamo. Aunque tuvo que esperar hasta la recta final, el cuadro de Chamartín logró llevarse un 0-1 vital del campo del Atalanta ante un rival al que dominó por completo durante los noventa minutos. Lo hizo cuando los locales tenían once hombres sobre el campo y también cuando se quedaron con diez.

Sigue después de este anuncio

Pese a que el equipo blanco no se mostró excesivamente brillante, si que dominó por completo el choque y apenas dejó que los locales generaran alguna ocasión de peligro. Una de las grandes sorpresas de cara al choque fue la apuesta de Zinedine Zidane por un Isco Alarcón al que dio la titularidad.

Titular inesperado

Aunque en la previa se apuntaba la posibilidad de que el francés se decantara por repetir el once ante el Real Valladolid con un 4-3-3 y Mariano en punta, finalmente el técnico se decantó por el malagueño a fin de apuntalar la medular y prescindir de la figura de un 9. Así, Vinicius y Marco Asensio son los que ocupaban las posiciones más adelantadas sobre el campo.

Y lo cierto es que el centrocampista andaluz cumplió con las expectativas. Suplente habitual durante todo el curso, el rendimiento del que fuera internacional español había estado muy lejos del que habría cabido esperar. De hecho, su salida durante el mercado invernal fue una de las posibilidades en las que se insistió largo y tendido durante el mes de enero.

Presenta sus credenciales

Sin embargo, aunque no tuvo una actuación rutilante, si es cierto que Isco ayer si que ayudó al equipo. Participativo, móvil e implicado, el ex del Valencia fue una buena noticia más allá de su juego, pues demostró que puede ser una pieza muy útil para la recta final de temporada.

La obcecación de Zinedine Zidane en apostar por él por delante de otras piezas que quizás lo merecían más (Martin Odegaard tuvo que marcharse al Arsenal en busca de minutos), ha tenido sus frutos en uno de los momentos clave de la temporada.

Más información

Comentarios