Supercopa de España | El Real Madrid vence al FC Barcelona en un 'Clásico' vibrante

El equipo de Carlo Ancelotti se ha llevado el gato al agua en la prórroga, todo ello gracias a un fantástico tanto de Fede Valverde en un contragolpe de manual. Aun así, el Barça de Xavi Hernández ha ofrecido una imagen estupenda ante el flamante líder de nuestra Liga.

Dani Alves intenta frenar la progresión de Vinícius
Dani Alves intenta frenar la progresión de Vinícius ©Maxppp

El plato fuerte y estrella del menú del deporte rey de esta semana tiene lugar con motivo de la Supercopa de España, celebrada en Arabia Saudí por razones estrictamente económicas. El pistoletazo de salida a este magnífico entorchado, que defiende el Athletic de Bilbao de Marcelino García Toral, se producía con una rivalidad histórica. Un Clásico vibrante en semifinales entre FC Barcelona y Real Madrid, dos escuadras con dinámicas completamente contrapuestas.

Sigue después de este anuncio

Los pupilos dirigidos por Carlo Ancelotti llegaban lanzados y en lo más alto de la tabla de nuestra Liga, mientras que los culés deberán encauzar su rumbo en el segundo tramo de este curso. El Real Madrid tendría la ausencia de última hora de David Alaba, por lo que Nacho Fernández ocuparía su plaza en el eje central de la zaga (con Éder Militao). Por su parte, Marco Asensio era de la partida en ataque, formando un magnífico tridente con Vinícius y Karim Benzema.

En cuanto a Xavi Hernández, se decantaría por Sergio Busquets, Frenkie de Jong y Gavi, al tiempo que su vanguardia estaría representada por Ferran Torres, Ousmane Dembélé y Luuk de Jong. El arranque del envite tendría una presión alta de los catalanes, si bien es cierto que los de Carletto la superaban con relativa comodidad gracias a Casemiro, Luka Modric y Toni Kroos. Igualmente, Asensio contaba con la confianza de su míster y lo agradecía con una gran participación desde el pitido inicial.

Vinícius continúa de dulce

De hecho, el ex de Real Mallorca y Espanyol dispondría de un par de remates marca de la casa, pero no sería capaz de poner en apuros a Marc-André ter Stegen. La réplica trataría de ponerla Luuk, si bien es cierto que Militao estaría muy atento. Vinícius trataría de inquietar a Ter Stegen, perdiendo ese duelo particular en primera instancia. Eso sí, no perdonaría instantes más tarde para que el Real Madrid tomase la delantera al poco de rebasar el ecuador del acto inaugural (0 – 1).

Pese al mazazo anímico encajado, el Barça no le perdería la cara al envite en ningún momento. De hecho, Dembélé comenzaba a hacer de las suyas en el flanco izquierdo del ataque blaugrana, convirtiéndose en un quebradero de cabeza para Dani Carvajal. Por su parte, Luuk continuaba mostrándose muy participativo en la vanguardia culé, a lo que hay que añadir que Thibaut Courtois seguía bastante seguro bajo palos.

Gran reacción del FC Barcelona en el segundo acto

En el tramo decisivo de la primera mitad, el Real Madrid pudo ampliar la renta justo antes de enfilar el camino hacia el túnel de vestuarios. Los de Xavi serían capaces de solventar dicha acción, devolviendo la paridad al electrónico en una acción muy afortunada para Luuk de Jong. Todo ello, claro está, porque el despeje de Miliato rebotaría en el ariete neerlandés (cedido por el Sevilla) y se colaría en la meta de Courtois (1 – 1).

Tras la reanudación, el FC Barcelona agitaría el árbol con la entrada de Pedri González y Ez Abde en detrimento de Frenkie de Jong y Ferran Torres, respectivamente. Y la puesta en escena del Barça (en el segundo tiempo) sería realmente fantástica, probando fortuna continuamente con lanzamientos de larga distancia de Dembélé y Pedri, principalmente. En cuanto al Real Madrid, sufría lo indecible ante la mejor versión de su máximo oponente.

El Real Madrid reina en la prórroga

Corría el minuto 66 cuando Luuk, de lo mejor del FC Barcelona, dejaría su plaza en el tapete verde para que Ansu Fati recibiese la ovación del público nada más pisar el césped. Benzema avisaría con un golpeo que se toparía con la madera, aunque firmaría el 1 – 2 después de una jugada que comenzó con una sensacional galopada de Ferland Mendy. Cuando todo hacía indicar que el Barça estaba totalmente contra las cuerdas, Ansu rescataría a los suyos con un testarazo para mandar el duelo a la prórroga (2 – 2).

Es más, antes de confirmarse el tiempo extra, Carvajal y Militao estarían imperiales para evitar que Fati marcase el doblete en su cuenta particular para culminar una épica remontada. Previamente, se había producido un choque entre Courtouis y Dembélé. Ya en la prórroga, las tropas de Ancelotti volverían a golpear primero gracias a Fede Valverde, materializando una contra de manual tirada por Casemiro (2 – 3). Por lo que respecta a Courtois, estaría inmenso con una doble parada a Busquets y Dembélé. El cansancio haría mella en ambos equipos en los últimos compases de la batalla, por lo que el Real Madrid estará en la gran final de la Supercopa.

Más información

Comentarios