Inmerso en la recta final del contrato que le vincula con el Arsenal (firmó por apenas una temporada el pasado verano), el zaguero suizo Stephan Lichtsteiner acaba de reconocer que todavía no ha decidido si continuará vinculado al cuadro londinense o buscará un nuevo equipo que le garantice una mayor cantidad de minutos.

«Esto necesitará tiempo. El hecho de que juegue en un club de alto nivel a la edad de 35 años ya es suficiente. Ha habido conversaciones con el Arsenal. Tenemos que ver si se ajusta a ambas partes. El Arsenal es un club grande, me siento muy feliz. Pero quiero jugar regularmente para poder jugar la Eurocopa. Estuvo bien este año. Pero si el entrenador dice que ya no cuenta conmigo, tengo que preocuparme», reconoció el carrilero al ser cuestionado por Neue Zurcher Zeitung.