El Celta de Vigo no ha podido pasar del empate en Balaídos con el Real Mallorca, pese a que el cuadro bermellón ha finalizado el envite en inferioridad numérica por la expulsión de Antonio José Raíllo. De todos modos, Óscar García, técnico del cuadro gallego, considera que sus pupilos han hecho méritos más que suficientes para llevarse los 3 puntos delante de su fiel afición. Cabe recordar que el canterano del FC Barcelona fue el elegido para reemplazar a Fran Escribá en el banquillo celeste, una vez que la dinámica del equipo era realmente negativa.

Tras la finalización del partido, Óscar ha analizado las incidencias del mismo ante los micrófonos de los compañeros de Movistar: «Sabíamos que para ganar el partido, era necesario un tercer gol. Hemos tenido muchas ocasiones, creo que ha sido el mejor partido del equipo desde que estoy aquí. El único déficit que puedo achacar al equipo es la falta de definición. Hemos tenido muchas ocasiones y mucha actitud. El Mallorca solo nos creó 2 ocasiones y nos hizo 2 goles. Es un golpe duro, pero nos vamos a rehacer. Ahora, a seguir trabajando. El rendimiento del equipo ha sido bueno, pero no puedo decir más cosas positivas porque hemos empatado».