Previsiblemente sin sitio en el Sevilla de Julen Lopetegui durante la próxima temporada, cada vez es mayor el número de equipos que se han interesado en la situación de un Roque Mesa (30 años) que se presenta como una alternativa más que interesante.

El último, según destaca la información que publica el diario Marca, es el Celta de Vigo, conjunto que valora muy positivamente la posibilidad de contar con el ex del Swansea en sus filas debido a la lesión de Okay Yokuslu. El centrocampista se convierte, de este modo, en el segundo objetivo del Celta en el Sánchez Pijzuán tras Nolito.