En una entrevista para diario AS, Quique Cárcel, director deportivo del Girona, ha comentado cuál es la situación del equipo albirrojo en este mercado, donde ya desde el comienzo asegura que «el grupo es bastante grande y las altas irán función de si habrá salidas». Además, la idea de un futuro refuerzo va encaminada a la delantera: «Donde puede haber más margen de salidas es en esa zona. Hemos hablado de cesión para Boulaya e igual hay alguna más en ataque. Si pasa, nuestra idea será reforzar esa posición para que nos pueda ayudar a tener el mismo rendimiento o incluso fichar jugadores de futuro [...] No es fácil porque en este mercado la mayoría de jugadores que salen son los que no juegan y eso es un hándicap. Pero tenemos la idea clara de lo que queremos y hay que negociar con los clubes».

El directivo del cuadro gerundense también habló de la renovación de Alex Granell, cuyas conversaciones llevan un largo periodo de tiempo produciéndose sin llegar a un acuerdo: «Se está trabajando. Hay buena predisposición por las dos partes y ojalá lo podamos lograr. Su ADN es gerundense y nos aporta mucho. Estamos intentando que se cierre lo antes posible y mi idea es hacerlo es antes de enero y así trabajar con tranquilidad».