El Levante ultima la llegada de un nuevo portero que pueda situarse bajo los palos de cara a la segunda mitad de temporada. Concretamente, se trata de Asier Riesgo, hasta ahora guardameta de Osasuna que desembarcará en el cuadro de Orriols y se cobrará como víctima a un fichaje del pasado verano.

Este no es otro que Jesús Fernández. El canterano del Real Madrid, que desembarcó con la carta de libertad bajo el brazo el pasado verano y el cual ha mostrado un rendimiento que no ha terminado de convencer en los 10 partidos que ha disputado (6 en Liga).