Horas después de estampar su firma en el contrato que le vinculaba con el FC Barcelona B, el atacante Sergi Guardiola veía cómo se esfumaba su sueño de militar en el cuadro catalán. El motivo, unos tweets publicados años antes en los que atacaba directamente a la institución barcelonista y a lo que representa. «Hala Madrid y puta Cataluña» o «Messi estropea el juego del equipo», fueron los mensajes publicados por el futbolista en la red social.

«El FC Barcelona ha comunicado que ha decidido rescindir el contrato que había firmado con el jugador Sergi Guardiola, que también se tenía que incorporar al Barça B, tras comprobar que había publicado tuits ofensivos contra el barcelonismo y contra Catalunya», explicaba el club en un comunicado.

Pese a ser un momento duro, el jugador dio la cara e indicó: «Fue un malentendido, yo no escribí esos tuits. Fue en 2013 y yo no sabía ni que estaban. No sería capaz de poner algo así. Estoy jodido por la situación, pido disculpas al Barça y a Catalunya. El Barcelona se ha portado muy bien conmigo y entiendo su decisión. Pido mil disculpas, me llevo una dura lección (...) Soy de Mallorca, no soy anticatalán ni anti nada. Mi sueño era estar en el Barça, ahora está truncado. Una vez llegas a ser profesional, eres del equipo que mejor juega. Y ese es el Barça», explicó.