El que fuera el meta titular de Inglaterra, y que se quedó fuera de la lista definitiva de 23 que viajaron a Rusia, está situado en el mercado un año más por el Manchester City. No obstante, el caché del portero es cada vez más reducido. Su pasada temporada en el West Ham United sembró más dudas que realidades y a sus 31 años, junto con el alto salario que apercibe, le hacen ser un activo difícil de colocar.

Para lograr esto, y según señala Mirror, el propio cuadro citizen está dispuesto a mediar en el intento, buscándole un equipo a Joe Hart. Aunque el futbolista ha sonado para Niza, Sporting de Portugal y New York City, lo cierto es que no habría nada sólido tras ello, y al jugador aún le resta un año de contrato.