El defensa Ognjen Vranjes fue uno de los dos refuerzos invernales del Sporting de Gijón, un fichaje sorpresa que además dejó buenas sensaciones el pasado domingo en Mestalla. El futbolista de 26 años puede ser el hombre que Abelardo buscaba para dar más solidez defensiva a la zaga asturiana.

Hoy La Nueva España revela en una noticia, que el combinado de Mareo, con el que este jugador firmó hasta final de temporada, tiene la posibilidad de retenerlo en sus filas de cara al curso que viene. Porque en su contrato hay una cláusula por la cual ese vínculo se renovará de forma automática si disputa al menos 40 minutos durante 10 partidos esta campaña.