La destitución confirmada de Unai Emery semanas atrás ha provocado la aparición en escena de un buen número de posibilidades en escena en forma de posibles alternativas para sentarse en el banquillo del Arsenal. Distintos nombres propios han irrumpido en forma de opciones, si bien Fredrik Ljungberg sigue entrenando al equipo gunner de forma interina.

Una de las grandes posibilidades de las que se ha venido hablando largo y tendido desde hace días es Mikel Arteta, viejo conocido del club después de su paso como futbolista y actualmente miembro del staff del Pep Guardiola en el Manchester City. El tabloide inglés The Sun señala en su edición de hoy que el propio Arteta vería con buenos ojos la posibilidad de aterrizar en el banquillo del cuadro de Londres, si bien no quiere abandonar a los citizens de una forma escabrosa y que le deje en mal lugar.