A sus 34 años, después de haber disputado 18 encuentros con el Burnley esta campaña, Joey Barton acaba de anunciar que cuelga las botas después de conocer que había sido suspendido por 18 meses de cualquier actividad relacionada por el fútbol.

El mediocentro inglés se ha visto envuelto en un escándalo de apuestas que al final ha terminado con su carrera deportiva, tal y como él mismo acaba de anunciar. «Esta decisión me ha obligado a retirarme del fútbol profesional antes de lo previsto», afirmó el jugador.