Decidida a confeccionar un equipo con capacidad suficiente para mantener la categoría, la directiva de Osasuna acaba de anunciar el fichaje de Chimy Ávila (25 años), atacante argentino que durante las dos últimas temporadas ha actuado como cedido en el Huesca (71 partidos oficiales, 17 goles y 4 asistencias).

Para completar su contratación, los navarros han tenido que pagar a su club, San Lorenzo de Almagro, 2,7 M€, cantidad que podría aumentar en 600.000 euros más si se cumplen determinadas variables. Asimismo, los rojillos se han comprometido a abonar un millón adicional si en el futuro traspasan al futbolista por más de 15 m€.