A los 38 años y después de una exitosa carrera deportiva en la que destaca sobre todo el hecho de haber sido internacional con España en una ocasión, Víctor Fernández ha colgado las botas en el Leganés, equipo que actualmente milita en el Grupo I de la Segunda División B y que lucha por no descender a Tercera.

Ahora se hará cargo de este conjunto como entrenador, con el objetivo de que su escuadra pueda lograr la salvación a final de temporada. «Yo vine al Leganés para ayudar desde el primer momento. Y este proyecto hay que sacarlo entre todos cueste lo que cueste, y si el club decide que puedo ayudar más al frente del equipo, lo haré», ha explicado el nuevo técnico en declaraciones recogidas por Marca.