Los directivos, técnicos y aficionados que sueñan con ver a Marco Reus en su equipo tendrán que seguir esperando. «Puedo decir con certeza que en la 2014/15 seguiré jugando en el Borussia Dortmund. Me siento muy cómodo aquí en Dortmund en realidad», certificó el talentoso centrocampista alemán al ser cuestionado por la revista Kicker.

Es más, para eliminar cualquier tipo de duda, el internacional germano reconoció que militar en la primera plantilla del Borussia Dortmund colma uno de sus grandes anhelos profesionales y que, por tanto, no encuentra motivos suficientes para cambiar de aires.

«Para mí siempre fue un sueño jugar como profesional en este estadio y en este club. Después de diez años aquí, tuve que marcharme al Ahlen y al Mönchengladbach para poder volver aquí. Ahora estoy de vuelta en Dortmund y me siente muy cómodo. Además, mi contrato finaliza en 2017», relató.

Las palabras del internacional germano habrán sido especialmente dolorosas para los grandes clubes de nuestro país, ya que tanto Real Madrid como FC Barcelona le habían incluido entre su lista de posibles refuerzos para el curso que viene.