Nada es casualidad. Detrás de cada éxito se encuentran muchas horas de trabajo, ilusión y saber hacer. Ya han pasado nada menos que 15 jornadas de Segunda División y el Alcorcón comanda la clasificación de la que puede considerarse como la competición liguera más igualada de todo el continente. El cuadro alfarero se ha encaramado al primer puesto con nada menos que 10 victorias y 3 empates.

En una categoría repleta de históricos entre los que hay campeones de Primera División (Deportivo de la Coruña), Copa del Rey (Real Mallorca) o Recopas (Real Zaragoza), la escuadra madrileña nacida en 1971 es una de las grandes sensaciones del curso y se muestra prácticamente inexpugnable. Y es que hasta la fecha únicamente se ha caído en dos choques (ante Málaga y Tenerife).

En un gran momento

Uno de los secretos del éxito del Alcorcón se encuentra en Santo Domingo donde acumula 7 victorias después de 8 choques y en el que únicamente el Sporting de Gijón logró llevarse un punto. Para esto hay que remontarse a la primera jornada disputada el 18 de agosto. Casi nada. Con 19 goles a favor y únicamente 6 en contra, los de Cristóbal Parralo ha dejado su portería a cero en doce oportunidades, por lo que tanto Dani Jiménez –hasta su lesión- como Raúl Lizoain pueden presumir de una defensa de primerísimo nivel.

En lo que a la faceta ofensiva se refiere, especialmente significativa está siendo la aportación del delantero utreano Juan Muñoz (23 años). Llegado el pasado verano desde el Sevilla después de cesiones en Zaragoza, Levante y Almería, el atacante ya suma 8 goles en los 13 partidos que ha disputado hasta la fecha (11 como titular), lo que supone un 42% de los tantos de su equipo. Con un tanto cada 107 minutos, el futbolista criado en la cantera hispalense es uno de los nombres clave para que el Alcorcón esté cuatro puntos por encima del tercer clasificado y 9 sobre un Real Mallorca que cierra la zona de promoción.

No cabe duda que la temporada es larga y queda mucho por delante. Sin embargo, el rendimiento ofrecido por el equipo alfarero está fuera de toda duda y merece todos los elogios. Consultado precisamente sobre la temporada de los suyos, el técnico apuntó que no está «sorprendido por la temporada que está realizando el equipo. Sé de lo que son capaces estos magníficos futbolistas que tengo. Estoy muy feliz y orgulloso de ellos. Detrás de todo esto hay un gran trabajo diario, en el que ellos creen. Esa es la clave». De cualquier modo Parralo también añadió que «El liderato sigue siendo algo anecdótico. Nosotros no nos ponemos techo pero tenemos claro que nuestro primer objetivo es la permanencia e ir a por el siguiente partido, sin pensar en nada más y lo que realmente me preocupa y por lo que trabajamos son las sensaciones que demos».