Ayer mismo, el diario Marca desveló que el consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, había viajado a tierras francesas para tratar de dar un impulso a las negociaciones que pretenden concluir con el desembarco del uruguayo Edinson Cavani en el Wanda Metropolitano.

Sobre el resultado de su encuentro con los directivos del París Saint-Germain hoy ofrecen algunas pistas tanto el diario galo L’Equipe como el propio rotativo español. El primero explica que, aunque sabe que el jugador desea cambiar de aires, el director deportivo de la entidad parisina, el brasileño Leonardo, no tiene intención alguna de facilitar su salida. El dirigente no quiere debilitar su escuadra de cara a la segunda fase de la temporada ni reforzar a un conjunto con el que perfectamente podría toparse en la fase final de la Champions League.

Por su parte, Marca afina un poco más y explica que, durante el cara a cara, el directivo canarinho reconoció que para plantearse un posible adiós del ariete resulta indispensable que la oferta colchonera supere los 30 M€. Dicha cantidad se encuentra bastante por encima de los 10 M€ más variables que tenía previsto gastarse la entidad madrileña.

Y mientras los clubes negocian, Cavani trata de presionar lo máximo posible para favorecer la operación. De hecho, pese a encontrarse en perfecto estado, el jugador pidió a Thomas Tuchel no ser incluido en la última convocatoria del cuadro galo. «El uruguayo no está lesionado ni nada parecido. Simplemente, ha pedido plantarse, no viajar, esperando una positiva resolución de un fichaje que el charrúa desea más que nadie», concluye Marca.