Es evidente que el Atlético de Madrid no atraviesa su momento más idílico desde que Diego Pablo Simeone se puso a los mandos de su proyecto. De todos modos, hay varias notas positivas que pueden extraerse de los partidos más recientes del conjunto rojiblanco, pese a haber dado su brazo a torcer con Juventus de Turín (Liga de Campeones) y FC Barcelona (LaLiga Santander).

Tal y como apunta el diario As, el cuadro colchonero tan solo ha visto portería en 16 ocasiones durante las 15 primeras jornadas del calendario en el campeonato doméstico. Aun así, ha experimentado una notable mejoría en lo que hace alusión a su imagen en el terreno de juego, dado que ha corregido a la perfección el inconveniente que suponía no ser capaz de generar peligro a lo largo de los 45 minutos iniciales.

Simeone ha reactivado a sus pupilos para volver a competir al máximo nivel desde el pitido inicial del colegiado hasta que concluya la contienda, si bien es cierto que todavía hay varios detalles por pulir. El principal obstáculo es la falta de puntería, aunque la otra cara de la moneda vendría ejemplificada por una de las señas de identidad de la era del ’Cholo’: la solidez en la retaguardia.

Asimismo, en el apartado individual también se pueden extraer valoraciones positivas del arranque del curso 2019-2020. Las ausencias de José María Giménez y Stefan Savić han permitido que se asienten las figuras de Mario Hermoso y Felipe Monteiro, quienes han conformado una dupla de garantías en el eje central del sistema defensivo rojiblanco. Por si fuera poco, Héctor Herrera va cogiendo ritmo con el desarrollo de los partidos, a lo que se debe añadir que la mayor esperanza del Atleti continúa siendo su fichaje estrella: João Félix.