Robert Fernández no descansa. Aunque el mercado estival acaba de cerrar sus puertas, el director deportivo del FC Barcelona sigue trabajando en la búsqueda de nuevos refuerzos. De hecho, en días previos, el dirigente viajó a tierras galas para presenciar el choque que medía al AS Mónaco con el París Saint-Germain y así seguir las evoluciones de hasta cinco jugadores del cuadro del Principiado que podrían resultar interesantes de cara al futuro.

En concreto, y según relata Mundo Deportivo, el quinteto de promesas está conformado por polivalente lateral Fabinho (22 años), el también carrilero Almamy Touré (20), el mediocentro Adama Traoré, el mediapunta Bernardo Silva y el delantero Kylian Mbappe (17). Eso sí, sólo el canarinho y el luso participaron en el choque ante el PSG.

De todos ellos, el que a priori parece resultar más interesante para el cuadro catalán es el maliense Touré. El club catalán valora considerablemente su velocidad y capacidad para correr la banda y el hecho de que desde la llegada de Leonardo Jardim al banquillo monegasco haya experimentado una clara mejoría en el aspecto defensivo.

Con este seguimiento, el cuadro barcelonista vuelve a demostrar que su confianza en Aleix Vidal es mínima. Aunque el catalán parecía destinado a convertirse en el heredero de Dani Alves, lo cierto es que su rendimiento no ha terminado de agradar a un Luis Enrique que en la presente temporada parece decidido a apostar definitivamente por el polivalente Sergi Roberto.