El último encuentro disputado por el Real Madrid ante el Deportivo Alavés en Vitoria ha servido para reforzar la figura de Alphonse Areola (26 años) bajo palos. Zinedine Zidane volvió a brindarle la oportunidad de la titularidad. Como ya hizo ante el Osasuna o ante el Granada. Es cierto que no tuvo mucho trabajo; realizó solo una parada, pero resultó ser decisiva para evitar al Deportivo Alavés sumar en Mendizorroza. Parecía que el técnico madridista no iba contar con él dadas las condiciones en las que llegó. Nada más lejos de la realidad.

Thibaut Courtois es el portero titular, ya que fue una de las razones principales por las cuales Keylor Navas abandonó el club marchándose al PSG. Sin embargo, la política de rotaciones de Zidane puede dar mucho crédito a Areola a lo largo de la temporada. Al menos en la presente, donde está cedido por el club parisino sin opción de compra. Da la sensación de confianza suficiente como para no verse con malos ojos su participación en el juego blanco. Será el portero titular en la Copa del Rey, jugará el encuentro de Champions League ante el Brujas y será de la partida titular en algunos partidos ligueros, según As.

La idea es que la temporada que viene sea Andriy Lunin (20 años) el portero suplente, una vez regrese de su cesión en el Real Valladolid. Areola apareció como la solución más viable mientras éste se encontraba fuera, aunque su irregular rendimiento las últimas temporadas en el PSG arrojaba dudas. Unas dudas que, de momento, han desaparecido en el club, en el banquillo y también en la afición, que ha recibido bien al francés en los tres partidos que ha disputado en el Santiago Bernabéu. Hay competencia y seguridad en la portería blanca.