Gareth Bale se convirtió en uno de los grandes nombres propios del pasado mercado estival. Varias fueron las informaciones acerca de un cambio de aires para el extremo galés. Fuera de los planes de un Zinedine Zidane que convirtió en prioridad su marcha del Real Madrid, el destino del de Cardiff estuvo muy cerca de encontrarse en China. Sin embargo, esta posibilidad finalmente quedó en maletas de un viaje a ninguna parte.

Pieza importante en los primeros compases de temporada, la lesión sufrida con su selección ha impedido que el exfutbolista del Tottenham haya podido formar parte de las alineaciones del conjunto de Chamartín en los últimos choques. Se trata de una situación que choca con lo que sucede con su selección, con la que espera jugar los dos próximos partidos internacionales una vez sus problemas físicos parecen olvidados.

Mientras tanto, los rumores acerca de un posible cambio de aires siguen sucediéndose. Clara muestra es la información que podemos encontrar en las páginas del diario Sport. A tenor de dicha fuente, el agente del futbolista Jonathan Barnett ya ha comenzado las conversaciones con dos equipos ingleses con vistas a negociar una posible incorporación.

Ambas escuadras darían al futbolista la posibilidad de regresar a una Premier League en la que ya mostró un más que notable nivel en su anterior etapa. El primero de estos equipos es precisamente el que ya fuera su equipo, un Tottenham con el que también fue vinculado el pasado verano. La segunda de las vías también se encuentra en Londres. Concretamente, el Arsenal de Unai Emery. Sin embargo, y dada la clasificación de ambas escuadras, los dos equipos tendrán muy complicado ofrecerle la posibilidad de disputar la próxima Liga de Campeones el curso que viene.