Islandia completa este grupo D que es considerado como el de la muerte. El país nórdico continuó su gran hazaña de la pasada Eurocopa, donde llegó a cuartos de final, clasificándose para esta cita de Rusia. Una gran gesta para una nación que no llega al medio millón de habitantes y tiene una limitada tradición futbolística.

Esta selección ha hecho valer sus grandes cualidades como son su juego físico, compacto, su unión en el campo y fuera de él y sobre todo su gran ilusión para estar por vez primera en la historia en un Mundial. Es un debutante pero no se conformará con el mero papel de comparsa en un grupo sumamente difícil.

- Ragnar Sigurdsson (31 años, Rostov)

Este central es uno de los baluartes defensivos de la selección que dirige Heimir Hallgrimsson, que precisamente ha hecho de la solvencia defensiva una de sus señas de identidad. Es este zaguero, que ahora milita en Rusia pero tiene una gran experiencia tras haber pasado por clubes como el Fulham, la cabeza visible de un gran entramado para impedir que su combinado nacional reciba muchos goles.

- Gylfi Sigurdsson (28, Everton)

Sin duda es la gran figura de esta selección, el futbolista con más calidad y desde el pasado verano el islandés más caro de la historia. Casi 50 M€ pagaron los toffees al Swanse a por hacerse con sus servicios. Dotado de una gran técnica, visión de juego y capacidad para sorprender desde segunda línea, su contribución en la fase de clasificación fue decisiva para que su país esté ahora en Rusia.

- Alfred Finnbogasson (29, Augsburgo)

Quizá muchos lo recuerden de su discreto paso por la Real Sociedad (31 partidos, 4 goles), donde no pudo mostrar todo el potencial que le vimos en Holanda. Ahora sí lo está haciendo en Alemania, y además es el gran referente ofensivo en su selección. Un delantero con olfato capaz de rematar cualquier jugada.

Mira aquí el análisis del resto de selecciones.