El Arsenal podría comenzar a aligerar su plantilla y hay tres futbolistas señalados para hacer las maletas según informa el diario inglés Standart . El primero de ellos es Mikel Arteta. El centrocampista español, que solo ha jugado siete partidos en lo que va de temporada, podría dejar de ser el capitán gunner en poco tiempo. Y es que pese a que Arsène Wenger sabe que forma una gran dupla con Santi Cazorla, los 34 años que cumplirá en marzo son una losa muy grande para acometer una renovación.

En segundo lugar, encontramos a Mathieu Flamini, que suma cuatro partidos esta temporada. Después de volver al conjunto londinense procedente del AC Milan, el centrocampista podría abandonar el Arsenal al finalizar la temporada. Su situación es muy parecida a la de Arteta, ya que es un jugador que podría aportar cosas al equipo pero Wenger considera mejor que haya un futbolista joven ocupando su ficha.

El caso de Tomáš Rosický, el tercero en discordia es diferente puesto que ni siquiera ha disputado un minuto con el primer equipo. El checo no tiene ninguna posibilidad de seguir en el Arsenal y su entrenador, incluso, pretende que abandone el equipo después de las navidades.