El Manchester City tiene ya su segundo trofeo de la temporada después de haber ganado la Copa de la Liga en el mes de febrero ante el Arsenal. Y pese a los reveses en FA Cup y especialmente en Champions League ante el Liverpool, se puede decir que el proyecto de Pep Guardiola va dando frutos, aunque sea de una forma más lenta que en sus anteriores clubes.

Ahora el preparador español ya tiene en su haber la Premier League, la tercera gran liga del viejo continente que conquista desde el banquillo tras haber hecho lo propio en España y Alemania (3 veces en cada país). Y un gran éxito después de la decepcionante temporada pasada, que acabó en blanco, y de una gran inversión en fichajes en estos dos años.

Aunque la contundente eliminación europea ante el Liverpool puede empañar algo este curso, lo cierto es que el combinado del Etihad Stadium se ha paseado en su país, donde ha dominado con autoridad la Premier League, mostrando un fútbol vistoso que le ha llevado a sumar un gran número de goles, aunque mostrando también una buena solidez defensiva.

La apuesta del de Santpedor por centrocampistas ofensivos de gran talento como Kevin De Bruyne, David Silva, Leroy Sané, Ilkay Gündogan o Bernardo Silva; más importantes inversiones en la zaga como Kyle Walker o Aymeric Laporte, ha dado sus frutos. El Manchester City sucede al Chelsea en el palmarés y suma ya su quinto título nacional en su historia