La semana pasada cuando Romelu Lukaku desembarcaba en el Inter de Milán, parecía que por fin se iban a acelerar las grandes operaciones de mercado en Italia. Pero fue un espejismo. Como bien resume ahora CalcioMercato.com, hay varias pendientes de que se concreten para desencadenar todo un efecto dominó.

Los nombres les serán sin duda alguna familiares, pues casi a diario hablamos de ellos. Sin embargo nadie parece tener prisa ya, y cerrado el mercado en la Premier League menos. Por si fuera poco, la Serie A no arrancará hasta dentro de una semana y los clubes se lo toman con mucha calma. Tanta que en el mercado ya todos se impacientan.

Porque el movimiento de cualquiera de estos cotizados atacantes debería desencadenar los restantes. Edin Dzeko (Roma), Mauro Icardi (Inter de Milán), Gonzalo Higuaín o Paulo Dybala (Juventus de Turín) esperan presuntamente nuevo destino. Algunos de ellos podrían o deberían cruzar sus caminos, incluso.

Sin embargo todo sigue igual en el mercato del Calcio. ¿La calma que precede a la tempestad? Es posible, pero los días van pasando y el efecto dominó tan esperado en este mercado no llega. Como sucede en Francia y España con Neymar, la tensión aumenta mientras agosto va agotando sus días.