Liga de Campeones | Camavinga y Rodrygo sacan petróleo para el Real Madrid en Milán

Importante victoria del Real Madrid asentada en la sensacional actuación de Thibaut Courtois y una notable segunda parte. Camavinga (asistiendo) y Rodrygo (marcando), salieron desde el banquillo para ser claves.

Luka Modric y Lautaro Martinez en el Inter Milan-Real Madrid
Luka Modric y Lautaro Martinez en el Inter Milan-Real Madrid ©Maxppp

Rivales ya en la fase de grupos de la pasada temporada, Inter de Milán y Real Madrid volvían a verse las caras a fin de inaugurar su participación en la presente edición de la Liga de Campeones. Sin embargo, ambas escuadras han cambiado de un modo notable tomando como referencia lo qué sucedió el último curso.

Sigue después de este anuncio

Así, mientras Carlo Ancelotti se sienta ahora en el banquillo del equipo blanco, Inzaghi es el responsable de ocupar el hueco de un Antonio Conte con el que los lombardos se proclamaron campeones de la Serie A. También tenían ambos conjuntos algunas ausencias significativas, sobre todo el Inter de Milán, que durante el mercado de fichajes perdió a su referente ofensivo, Romelu Lukaku, a manos del Chelsea, y el puñal marroquí Achraf, fichado a golpe de talonario por el Paris Saint Germain.

El Inter de Milán sale mandando

Después de su brillante inicio de temporada que le ha permitido ganarse la titularidad, muchos eran los ojos que estaban puestos en el brasileño Vinicius. Lo mismo sucedía con el francés Karim Benzema, que ha arrancado el curso como acabó el pasado y sigue siendo el gran referente ofensivo de los de Carlo Ancelotti tras la llegada fallida de su compatriota Kylian Mbappé desde el Paris Saint Germain durante el pasado mercado estival.

Sin embargo ambos futbolistas pasaron completamente desapercibidos en la primera parte. El Inter de Milán salió al campo mejor que el Real Madrid y fue el conjunto que llevó el peso del partido. Los locales acumularon oportunidades prácticamente desde el comienzo del choque, y tan solo un espectacular Thibaut Courtois sostenía a los blancos. Edin Dzeko se topaba con el belga cuando apenas habían transcurrido cinco minutos. Aunque hubo muchas más oportunidades para los lombardos en alas botas de Lautaro, Brozovic, y Barella.

De cualquier modo, la auténtica pesadilla para los de Carlo Ancelotti era un Darmian en estado de gracia que se incorporaba con muchísimo peligro desde la banda. De este modo, y pese a algún latigazo aislado, los blancos podían considerar un éxito el haber alcanzado el descanso con el empate a cero inicial.

El Real Madrid mejora tras el descanso

La historia fue muy distinta en la segunda mitad. El Real Madrid se mostró mucho más sólido y el Inter de Milán estaba visiblemente agotado. Los de Ancelotti se fueron haciendo poco a poco con el dominio del juego y según iban pasando los minutos crecían las opciones de que fueran los blancos los que pudieran adelantarse.

El Inter de Milán dio un paso atrás temeroso de la posibilidad de perder en su propio campo. Como bien reza el dicho italiano: “No pierdas en los últimos cinco minutos lo que has ganado en 85”. Sin embargo, fue precisamente ahí donde apareció el factor Rodrygo. El delantero brasileño, que había comparecido en el terreno de juego apenas unos minutos antes, remachó una buena jugada coral para hacer el 0-1 casi sobre la bocina a pase de Eduardo Camavinga y dar los primeros tres puntos al cuadro de la capital de España.

Más información

Comentarios