La temporada más "discreta" de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi

Superados en la Bota de Oro por Robert Lewandowski y eclipsados en Liga de Campeones por Mbappé y Haaland, los grandes dominadores de la última década parecen comenzar su declive. Aunque sus números lo desmienten. Lo analizamos.

Cristiano Ronaldo golpea a puerta en el Camp Nou
Cristiano Ronaldo golpea a puerta en el Camp Nou ©Maxppp

Son leyendas ya. Difícilmente podremos ver a dos jugadores iguales y un duelo similar al que han mantenido en los últimos años, que los ha empujado además a alcanzar límites casi inexplorados en el mundo del fútbol. Pero la edad y diferentes circunstancias han cambiado los focos. Siguen siendo referentes pero en los últimos meses hay síntomas claros de que su reinado puede haber terminado y se debería confirmar ya en los próximos tiempos.

Sigue después de este anuncio

Aunque se llevan dos años de diferencia, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi han llevado carreras paralelas, similares en muchos aspectos y opuestos en otras. Acrecentaron la rivalidad entre Real Madrid y FC Barcelona y el eterno debate sobre quién era el rey. Los goles, las Champions League, los enfrentamientos directos, los Balones de Oro, las asistencias, el juego colectivo... cualquier excusa era buena para compararlos. Aunque esa rivalidad se fue apagando desde hace tres años.

Final de ciclo en sus clubes

Esta temporada se enfrentaron en diciembre en aquel triunfo de la Juventus de Turín en el Camp Nou. Ambos cayeron después en octavos de final de la Liga de Campeones, no ganarán sus respectivas ligas domésticas y han conquistado en cambio las Copas de sus países, torneo menor pero nada desdeñable. Y desde hace un año se han visto superados en goles habitualmente por Robert Lewandowski, solamente unos años más joven que ambos. Eso mientras Erling Haaland y Kylian Mbappé amenazan con destronarlos de manera definitiva.

Además esta campaña ha coincidido también que ambos han visto cómo sus escuadras vivían un complicado final de ciclo, que aventura cambios importantes en las mismas. De hecho su continuidad en esos proyectos está lejos de ser garantizada y podrían hasta protagonizar traspasos en el mismo verano, quien sabe. El caso es que ese cambio de rumbo con lo que fue la década anterior parece ser evidente. Pero si nos fijamos en sus números no lo parece tanto.

La ambición que no termina

El portugués suma 36 goles y 5 asistencias en los 43 partidos oficiales que ha jugado para el club bianconero. Y el argentino 38 tantos en 46 partidos, además de 12 pases decisivos de gol. Números similares que sin duda alguna demuestran su notable impacto todavía en sus escuadras. Si la temporada de ambas ha sido discreta, ¿cómo lo hubiera sido sin ellos? De hecho están lejos de ser sus peores cursos en cuanto a goles.

Van a ser los principales goleadores en Serie A y en La Liga, otro galardón individual a su palmarés. Todo ello a sus 36 y casi 34 años respectivamente. Por lo que, siendo justos, nada hace atisbar un pronto final de sus carreras deportivas siempre que su voluntad sea la de continuar jugando. Como decíamos antes la Bota de Oro será para Robert Lewandowski y el pasado curso lo fue para Ciro Immobile. El Balón de Oro o el The Best, no está tan claro todavía a quien pertenece pero es posible que no sea a ninguno de ellos.

Quizás nos hayan acostumbrado a otros números tan extraordinarios que ahora vemos son complicados de replicar. Tampoco podemos olvidar que es un deporte colectivo y que como decíamos antes sus respectivas escuadras han experimentado un claro retroceso en los últimos tiempos. Todo suma, parece claro. Como que todavía les queda cuerda para rato a ambos.

Más información

Comentarios